El programa Pandemic-EBT repartirá $400 millones en dólares de alimentos a las familias de aproximadamente 1 millón de niños en la Ciudad de Nueva York

06.12.2020

Para la Publicación Inmediata                             

Contacto:

Nicole Aber, 646-627-7741

Naber@hungerfreeamerica.org          

Con más de 1/3 niños en la Ciudad de Nueva York enfrentando el hambre, el P-EBT (Pandemia-EBT) satisface una necesidad crítica  

Es altamente recomendable que las familias de bajos ingresos y medios ingresos usen sus beneficios, y que las familias acomodadas usen sus beneficios y donen una suma de dinero equivalente a beneficencias y ONGs locales  

Es ilegal vender o dar las tarjetas P-EBT a otras personas

Empezando este mes, las familias con hijos en la Ciudad de Nueva York comenzarán a recibir beneficios a través de P-EBT (Pandemia-EBT). Estos beneficios suman al menos $400 millones, destinados para las familias con hijos, los cuales perdieron temporalmente el acceso a comidas escolares gratuitas. Cada hijo recibirá $420 en asistencia para cubrir el costo de las comidas que no han estado recibiendo en la escuela, desde el cierre temporal debido a la crisis del Covid-19. Estos fondos podrán ser usados en la mayoría de supermercados, tiendas de barrio, bodegas y mercados de agricultores.

Joel Berg, Director Ejecutivo de Hunger Free America, organización que brinda ayuda y servicio alimentario en todo el país, dijo: “El programa de beneficios Pandemia-EBT ayudará a garantizar que más padres cuentan con acceso a alimentación para sus hijos, mientras las escuelas siguen cerradas. Aunque la Ciudad y el Departamento de Educación trabajan sin descanso para suministrar comida para recoger, ellos solamente están cubriendo un pequeño porcentaje de niños. Es por esto que los beneficios de Pandemia-EBT permitirá que más niños y familias de Nueva York accedan a alimentación.”

Todas las familias cuyos hijos reciban comida gratuita en la escuela recibirán los beneficios de Pandemia-EBT, incluyendo todas las escuelas públicas de Nueva York, y las escuelas parroquiales o autónomas que participan en el programa federal de almuerzos escolares. Los beneficios se distribuirán de forma distinta según las siguientes circunstancias:

  1. Hogares inscritos en SNAP: Estos hogares recibirán dos pagos. El primer pago de $193 por cada hijo se aplicará a su tarjeta EBT actual al principio de junio. El segundo pago de $227 por cada hijo se aplicará a su tarjeta EBT a fines de junio.
  2. Hogares inscritos en Medicaid pero no SNAP: Un pago de $420 por cada hijo se agregará a su tarjeta CBIC (Identificación de Beneficios Comunes de Medicaid) a fines de junio.
  3. Hogares no inscritos en SNAP o Medicaid: Desde el principio de julio hasta agosto, se emitirá una tarjeta y se enviará por correo al hogar con un único pago de $420 por cada hijo. Es ilegal vender las tarjetas a otras familias, y seguramente es ilegal dar estas tarjetas a personas que no formen parte de su hogar.

Berg también dijo: “Es importante destacar que, en Nueva York, a diferencia de en otros estados, es muy fácil acceder a estos beneficios, porque no se requiere ninguna solicitud o documentación y los beneficios se emitirán automáticamente. Este programa permitirá que las familias de ingresos medios y las familias inmigrantes que no reciban beneficios SNAP recibirán los fondos suficientes para darles de comer a sus hijos mientras lidian con las consecuencias económicas de la pandemia. Estamos contactando con la comunidad para que todas las familias que tienen dificultades financieras durante esta crisis se sientan cómodas usando estos beneficios, incluyendo las familias que nunca han utilizado beneficios públicos antes. Recomendamos que todas las familias de Nueva York—incluso aquellas de clase media—accedan y utilicen estos beneficios.

Berg sigue: “Algunos han preguntado, ¿si cuentan con el dinero que necesitan para comprar comida, pueden dar sus tarjetas a otras familias que tienen más necesidad? No se puede dar los beneficios a otras personas, porque lo más probable es que esto sea ilegal. No es recomendable donar comida tampoco. Cuesta más dinero y esfuerzo para los bancos de comida recibir y clasificar donaciones que el propio valor de la comida prestada. Es por eso que sugerimos que las familias que tienen una base financiera sólida apoyen a los negocios locales y los mercados de agricultores utilizando sus beneficios P-EBT, y luego donar una suma equivalente a organizaciones beneficencias para continuar ayudando a las muchas personas que padecen de hambre.”

Cualquier persona puede hacer una donación que será deducible de impuestos a Hunger Free New York City, una división de Hunger Free America, pinchando aquí: https://secure.givelively.org/donate/hunger-free-america/donate-to-hunger-free-nyc

###